La rueda de la Vida – Elisabeth Kübler-Ross

Raya de lápiz turquesa claro
carátula_la_rueda_de_la_vida2
La lección más difícil de aprender es el amor incondicional LA RUEDA DE LA VIDA (Elisabeth Küber-Ross) Clic para tuitear

Quiero hablaros de un libro: “La rueda de la vida”. El primer libro que he leído de la psiquiatra Elisabeth Küber-Ross. Un libro que, cargado altamente de espiritualidad, no solo por el mensaje que pretende transmitir con él la autora, sino por las propias vivencias que ella narra; te remueve y no te deja indiferente.

Pudiendo tener mayor o menor afinidad con las opiniones que ella expone, sobre todo, en relación a sus experiencias espirituales, sin duda te lleva a reflexionar. El libro habla de la muerte, y por tanto, de la vida, o en términos de la autora, “de la buena muerte” o “el buen morir”.

Sinopsis

La rueda de la vida es el legado espiritual de esta extraordinaria mujer que, al reconciliarnos con la muerte, nos enseñó a amar la vida.

Elisabeth Kübler-Ross supo desde muy joven que su misión era aliviar el sufrimiento humano, y ese compromiso la llevó al cuidado de enfermos terminales.

Mucho fue lo que aprendió de esta experiencia: vio que los niños dejaban este mundo confiados y serenos; observó que algunos adultos partían sintiéndose liberados, mientras que otros se aferraban a la vida porque aún les quedaba una tarea que concluir. Pero todos hallaban consuelo en la expresión de sus sentimientos y en el amor incondicional de quien les prestaba oído.

A Elisabeth no le quedaron dudas: morir es tan natural como nacer y crecer, pero el materialismo de nuestra cultura ha convertido este último acto de desarrollo en algo aterrador.

Elisabeth Kübler-Ross fue médico psiquiatra de gran prestigio mundial. La publicación de su obra La muerte un amanecer la dio a conocer a millones de lectores.

«Haced lo que de verdad os importa… sólo así podréis bendecir la vida cuando la muerte esté cerca.»

Sobre este libro

La autora narra su vida desde su nacimiento siendo trilliza, pasando por su acomodada y familiar infancia en Suiza, la rectitud de su padre, su experiencia como enfermera durante la Segunda Guerra Mundial y su deseo de convertirse en médica a pesar de las desigualdades de la época.

Explica cómo fue su experiencia como voluntaria  por la paz, para reconstruir y atender zonas de Polonia desoladas por la guerra y que fue una experiencia que le cambió la forma de ver la vida, cómo llegaron sus primeras preguntas en relación a la muerte durante su visita a un campo de concentración, y comparte sus adversidades al regresar a Suiza, su entrada en la Universidad de Medicina, el encuentro con el que fue su marido, su experiencia con la maternidad, su especialización como psiquiatra, y su ajetreada carrera profesional y de servicio como médica, conferenciante y seminarista en temas relacionados con la muerte y la espiritualidad.

Sus preguntas sobre la muerte

Durante su incursión en la medicina, Elisabeth comenzó a cuestionarse el trato que recibían los pacientes, sobre todo aquellos que estaban más cercanos a la muerte, y decidió poner en marcha su propio método de acompañamiento y escucha, algo que consideraba que no debía privarse a ningún ser humano.

A pesar de la mala acogida de ello por parte de algunos miembros del colectivo médico, comenzó a realizar seminarios dirigidos mayormente a estudiantes de medicina y personal sanitario cuyos invitados ponentes eran enfermos terminales. Esto la fue acercando cada vez más a investigar, interesarse y especializarse en temas relacionados con las diferentes fases de la muerte, a cuestionarse si existe una vida después de la vida, y a forjarse su propia opinión al respecto, llevándola a obtener gran influencia mediática, a viajar por todo el mundo, a escribir varios libros y a buscarse unos cuantos enemigos.

Se fue adentrando cada vez más en el mundo espiritual, acompañada de, como ella decía, “guías espirituales y maestros”, y llevó a sus seminarios a enfermos terminales de SIDA a fin de concienciar en contra de la repudia social que padecían. Trató de crear un centro de acogida para bebés enfermos de SIDA en su granja, lo que le supuso un gran rechazo por parte de los habitantes de la zona, que le llegaron a quemar su casa. E incluso diseñó un programa para enfermos en las cárceles.

Elizabeth entiende que la única finalidad de lo que nosotros llamamos vida, es el aprendizaje de lo más esencial de los seres humanos, que se resume en dar y recibir amor incondicional, para que estemos preparados, como ella dice, cuando crucemos “al otro lado”, y nos unamos a “la luz” donde nos espera una gran paz y un gran amor, el mayor amor que jamás hayamos imaginado.

Mi opinión personal

Se trata de un libro que recomiendo totalmente, pues nos acerca a un tema que en algunas culturas no estamos acostumbrados a tratar con naturalidad, y hacerlo es una experiencia enriquecedora que puede aportarnos mucha paz y por supuesto, ayudarnos a darle mayor sentido a nuestra vida. Yo me sentí muy conectada con el presente mientras lo leía, y sin duda, leeré más libros de la autora. 

carátula_la_rueda_de_la_vida2
yo_sí_puedo_mesientabien

SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER

Para formar parte de mi TRIBU, recibir emails con novedades, notificaciones, e información útil sobre los temas que trato.
* campos obligatorios

Últimos Posts

Libérate de tóxicos – Dr. Nicolás Olea

Libérate de tóxicos – Dr. Nicolás Olea

Hoy quiero hablaros de otro de los libros que recomiendo muchísimo: Libérate de tóxicos, del Dr Nicolás Olea.Sinopsis   ¿Qué son los disruptores endocrinos? ¿Cómo actúan? ¿Por qué en los últimos tiempos oímos hablar tanto de ellos? ¿Hasta qué punto pueden afectar...

leer más
Síndrome de Sensibilidad Central. Dificultad para pensar

Síndrome de Sensibilidad Central. Dificultad para pensar

La actitud que más me identifica en mi vida con este compañero invisible que me acompaña es la de aceptar sin rendirse, sin dejar de luchar. Y mentiría si dijese que no me cuesta trabajo mantenerla en muchas ocasiones. Uno de los síntomas que se presentan cuando...

leer más
El Elemento – Ken Robinson

El Elemento – Ken Robinson

Quiero hablar hoy de un libro que he recomendado muchísimas veces, y que no dejaré de recomendar: “El Elemento”, del pedagogo británico Ken Robinson. Un libro que me...

leer más
Síndrome de Sensibilidad Central. Un gran incomprendido

Síndrome de Sensibilidad Central. Un gran incomprendido

Quiero hablar hoy de algo que conozco muy bien, pues convivo con él desde hace más venite años: el Síndrome de Sensibilidad Central (entre otras, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple). Un compañero invisible que muchas personas a...

leer más
0
Me encantaría conocer tu opinión, deja un comentariox