Hace unos días, en un supermercado no eco, eso sí, concretamente en Mercadona, encontramos estos smoothies, de la marca Verdifresh, y pensé que podría ser interesante escribir un artículo sobre ellos.

A mi pareja le gustan, yo en cambio, tengo que reconocer que no suelo tomar alimentos envasados o procesados, aunque en este caso, los he probado para poder dar mi opinión sobre ellos.




De las cinco variedades, hoy voy a hablar del:

Potente MASCLETÁ, con naranja, zanahoria, piña, calabaza, y guaraná. Aunque en sus ingredientes también consta que tiene manzana, sirope de ágave, y fibra cítrica, sin indicar porcentaje de estos.

 

MI EXPERIENCIA:

 

A favor:

Me gusta que lleve zanahoria y calabaza, y que estén acompañadas de guaraná. Además, según indica el fabricante, este smoothie no contiene gluten ni lactosa. En el listado de ingredientes, tampoco consta que contenga conservantes, potenciadores de sabor o aromas artificiales.

Esta variedad, en concreto, no está elaborada a base de zumo a partir de concentrado.

Indica el fabricante también, que una dosis de este smoothie, según la OMS, equivale a un 23% de la fruta y verdura recomendada al día. Aunque esto habría que valorarlo.

Viene en monodosis de 250g, y el envase es cómodo para tomar en cualquier lugar. Se abre fácilmente, con tapón de rosca, y el envase lo podemos reutilizar.

En cuanto al sabor, destaco su sabor a naranja. Suelo tomar zumo natural de zanahoria en casa, y en este caso, le noto un poco de sabor también. A la calabaza y al resto de ingredientes, en cambio, no. Tiene una textura ligera; no es ni un zumo ni un puré; y no es muy dulce.




En contra:

Personalmente no suelo tomar más cítricos que el limón, y en este caso, contiene naranja, concretamente un 39,5%. Por otro lado, contiene sirope de ágave, y preferiría que no incorporase ningún endulzante a pesar de ser natural o que llevase stevia.

Por otro lado, contiene un 72% de fruta, y un 22% de verdura. Eso le da un sabor más dulce y agradable, pero personalmente, prefiero que los smoothies tengan una cantidad mayor de verdura que de fruta, para que tengan un contenido más bajo de azúcar.




En relación al envase, preferiría que viniese en botellín de cristal, en lugar de en un pouch de plástico.

Cuesta 1.35 euros; un precio quizá un poco elevado para un consumo habitual, o para más de una persona en casa, y para no ser ecológico.

Y finalmente, creo más en su poder saciante que en su poder nutritivo, al ser fruta preparada.

MI CONCLUSIÓN:

Como consumo puntual para salir del paso puede estar bien, o para recurrir a él si nos entra el hambre fuera de casa, como saciante, y no tenemos tiempo de prepararnos u obtener uno natural. Siempre será más saludable que acudir a la bollería. Aunque también hay alternativas a la bollería, claro está.

Evidentemente, no hay nada comparable a la fruta y la verdura fresca recién exprimida, licuada o batida en casa, y más aún si escogemos personalmente que sea de calidad. Pero eso ya, depende de las circunstancias, gustos y exigencias de cada uno. Lo importante, al final, es estar informado/a, conocer los productos que hay en el mercado, y escoger libremente cuáles de ellos consumimos y cuáles no.

VERBENA

FLAMENCA

MENORCA

CHUPINAZO

Share This

DESCARGA YA EL EBOOK CON LAS 12 CLAVES DE MI RECUPERACIÓN DE LA FIBROMIALGIA

DESCARGA YA EL EBOOK CON LAS 12 CLAVES DE MI RECUPERACIÓN DE LA FIBROMIALGIA

Enhorabuena, ya te has inscrito!