En este blog he hecho referencia en muchas ocasiones a algo que yo he venido experimentando en mí misma en mi recuperación: la gran importancia que el intestino tiene en nuestra enfermedad.

Ahora, no somos solo los pacientes los que nos hemos dado cuenta de esta relación, sino que la ciencia cada vez está más cerca de demostrarlo.

El pasado 27 de junio de este año 2016, la Universidad de Cornell, Estados Unidos, publicó una nota de prensa escrita por Melissa Osgood  (ver nota de prensa) afirmando que sus investigadores habían identificado marcadores biológicos del  síndrome de fatiga crónica –o encefalomielitis miálgica- en las bacterias del intestino, y también agentes microbianos inflamatorios en la sangre.

“Los investigadores descubrieron marcadores específicos de inflamación en la sangre, que afirman, probablemente se deba a un intestino permeable por problemas intestinales que permiten a las bacterias entrar en la sangre. Esta presencia de bacterias en la sangre dará lugar a una respuesta inmune que podría empeorar los síntomas” (nota de prensa).




En el estudio, financiado por los Institutos Nacionales de Salud, y publicado el 23 de junio en la revista microbioma  (ver estudio) el equipo concluyó que, los resultados generales mostraban un daño permanente en la mucosa intestinal, que produce un aumento de la translocación microbiana, que puede alterar los reguladores antimicrobianos y desregularizar el sistema inmune; y que, a pesar de no conocerse todavía la causa del síndrome de fatiga crónica, la disbiosis intestinal puede estar contribuyendo a algunos de los síntomas y la gravedad de la misma; de manera que, una intervención terapéutica dirigida a reducir la inflamación local, a restaurar la inmunidad del tracto gastrointestinal, y la integridad y modificación del microbioma intestinal puede mejorar los síntomas en algunos pacientes.

“En el futuro, podríamos ver esta técnica como complemento de otros diagnósticos no invasivos, pero si tenemos una mejor idea de lo que está pasando con estos microbios intestinales y los pacientes, tal vez los médicos podrían considerar cambios en las dietas, usando prebióticos como fibras dietéticas o probióticos para ayudar a tratar la enfermedad”, dijo Ludovic Giloteaux, un investigador postdoctoral y primer autor del estudio (nota de prensa).

“Nuestro trabajo demuestra que el microbioma intestinal bacteriano en pacientes con SFC no es normal, tal vez dando lugar a síntomas gastrointestinales e inflamatorias en las víctimas de la enfermedad”, dijo Maureen Hanson, el profesor Bailey libertad Hyde en el Departamento de Biología Molecular y Genética en Cornell y autor principal del artículo (nota de prensa).

“Por otra parte, nuestra detección de una anomalía biológica proporciona más pruebas en contra del concepto ridículo de que la enfermedad es de origen psicológico.” (nota de prensa).




Si bien los investigadores no cuentan con pruebas para determinar si el microbioma intestinal alterado es una causa o una consecuencia de la enfermedad, lo que resulta evidente es la relación existente entre los síntomas y el intestino. De hecho, el equipo tiene previsto en un futuro buscar virus y hongos en el intestino, con el fin de determinar si uno de estos o ambos junto con las bacterias pueden ser causantes o contribuir a la enfermedad.

HE CAMINADO SOBRE BRASAS

Quiero hablaros de una experiencia que me ha demostrado una vez más, lo muy capaces que podemos ser de conseguir algo que aparentemente parece muy difícil, simplemente, porque nuestra mente cree que lo es.   Hace unas semanas estuve en un seminario-taller de...

leer más

LOS SUEÑOS SÍ SE CUMPLEN

¡He vuelto! Hoy quiero contaros el porqué de mi ausencia desde que hace algo más de cuatro meses hicimos el taller sobre comida sana. Y la respuesta es esta:     Y porque estoy preparando un regalito para vosotros/as que muy pronto tendréis en el blog:...

leer más

SÍNDROME TEMPOROMANDIBULAR EN FIBROMIALGIA Y SFC

Hoy quiero hablaros de una dolencia de la que quería hablar desde hace tiempo. Una dolencia que atormenta a muchos afectados/as de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica, y a la que no se le suele prestar mucha atención: La Disfunción temporomandibular, Síndrome...

leer más

FIBROMALGIA Y SFC. SUPERAR UN BACHE EMOCIONAL

En esta enfermedad –síndrome- sabemos que hay días, muchos, que son realmente malos. Auténticos días de “M”. Días en los que nos duele tanto todo y nos encontramos tan mal, que nos sentimos tan limitados, tan tan pequeños/as, tan poco capaces de afrontar la vida, y...

leer más

FIBROMIALGIA Y FATIGA. DIFICULTAD PARA PENSAR.

Quiero hablar hoy de otro de los síntomas que sufrimos los enfermos/as de esta enfermedad. Un síntoma menos conocido que el dolor, y no menos doloroso que la incomprensión: la niebla cerebral, fibroniebla, fibro-nieblina, nieblina mental, fibro fog, o brain fog. Si...

leer más

Share This

DESCARGA YA EL EBOOK CON LAS 12 CLAVES DE MI RECUPERACIÓN DE LA FIBROMIALGIA

DESCARGA YA EL EBOOK CON LAS 12 CLAVES DE MI RECUPERACIÓN DE LA FIBROMIALGIA

Enhorabuena, ya te has inscrito!