FIBROMIALGIA Y ALIMENTACIÓN. MI EXPERIENCIA PERSONAL

FIBROMIALGIA Y ALIMENTACIÓN. MI EXPERIENCIA PERSONAL

Hoy quiero explicar el porqué de este blog. Un blog que trata de intolerancias alimentarias, desintoxicación física y emocional, fibromialgia, hábitos saludables y consumo consciente:

Nunca había sido una persona especialmente preocupada por la calidad de mi alimentación. Las asignaturas de nutrición y bromatología de la carrera eran de las que menos me gustaban, e incluso se me hacía un poco pesado estudiarlas. Nos explicaban las propiedades de la carne, de la leche, del huevo, del pescado, de cómo se hace el vino o la cerveza, e incluso, de cómo hay que cortar el jamón…; pero, para ser sincera, la nutrición no me preocupaba demasiado. Carecía de criterio propio y comía lo que se suponía que había que comer.

(más…)

FIBROMIALGIA, LA GRAN INCOMPRENDIDA

FIBROMIALGIA, LA GRAN INCOMPRENDIDA

Os quiero hablar de la enfermedad que padezco:

Muchas veces, cuando digo que tengo fibromialgia, la gente se queda mirándome sin saber qué decir, y hay quien al final me pregunta: “¿Pero eso qué es exactamente?”. Otros,  me comentan que tienen un familiar o alguien cercano que la sufre: su mujer, su madre, su nuera, su hija, su suegra…, y hablo en femenino porque la mayoría de afectadas son, o mejor dicho somos, mujeres —entre el 85% y el 94%, para que os hagáis una idea—.

Pero convivir con una enfermedad “invisible”, tiene una dificultad añadida: no poder tirar de tu cuerpo, y además tenerte que justificar continuamente por ello.Convivir con una enfermedad nunca es fácil.
(más…)

FIBROMIALGIA. MI EXPERIENCIA CON LOS LÁCTEOS

FIBROMIALGIA. MI EXPERIENCIA CON LOS LÁCTEOS

¡Hola a todos/as!

Como sabéis, llevo varios meses compartiendo mi “experimento” sobre un cambio de alimentación a través de vídeos en youtube. Ahora, inauguro este blog, con mucha ilusión, y que, espero, os guste y os sirva para no sentiros tan solos/as batallando con esta enfermedad. ¡Aquí tenéis vuestra casa! ¡Bienvenidos/as!

Para empezar, por lo llamativo y sorprendente que ha sido para mí, os quiero contar mi experiencia con los lácteos:

Llevaba veintinueve años de mi vida tomando lácteos a diario. Y no me refiero únicamente a leche, quesos o yogures, sino también a los que están presentes en muchos otros alimentos: chocolates, galletas, bollería, postres, salsas… Como yo tenía problemas de huesos, necesitaba calcio, y por lo que yo tenía entendido, la leche era fundamental, me lo habían explicado en la facultad, ¡¿cómo iba a dejar de tomar lácteos?!

En los últimos años había notado que cuando tomaba leche entera o yogures elaborados con ella, me sentía pesada. Así que empecé a tomar desnatados. El sabor no era el mismo, pero casi que hasta me gustaban más, porque sabían menos a vaca. Después de un tiempo probando diferentes marcas, acabé por pasarme a la leche sin lactosa. (más…)

Página 3 de 3123